El AUMENTO DE BUSTO Y LA LACTANCIA

 Por Dr. Arturo Candido Mozo

Hay muchos mitos frente a los procedimientos estéticos para aumentar y su efecto en la leche materna, LA LACTANCIA.

Hablaresmos de los tres mitos más comunes entre las mujeres:

 

1.  “No se puede amamantar si tienes implante”, esto es algo erroneo. SI es posible que pueda amamantar si tiene implantes de seno. Esto se logra debido a que las incisiones que se hacen del implante es por debajo del pliegue del seno, a través de la axila o periareaolar, donde los conductos de la glandula mamaria y los nervios no se tocan en ningun momento ya que son vitales para poder amamantar porque alertan al cerebro para que libere prolactina y oxitocina, dos hormonas que influyen en la producción de leche.

 

El implante que se pone por delante del músculo, queda en más contacto con el tejido mamario. En estos casos, según algunos estudios, puede haber mas presión sobre el tejido mamario, que no esta asociado a una disminución de la producción de leche, y que al terminar la lactancia puede requerir de un ajuste de piel, postembarazo.

 

2.  “Mi bebe puede estar consumiendo silicona”, la respuesta es ¡NO!.

Los estudios que se han realizado concluyen que no existe evidencia científica que haga sospechar que una mujer que tiene implantes de silicona pueda pasar dicho elemento a su bebé cuando lacta. Estas investigaciones han analizado el contenido de la leche materna y no han encontrado  silicon ni productos de manufactura de el implante en la leche de mujeres con protesis mamaria. Por esta razón la práctica de lactar con implantes de seno es segura y no afecta la salud del recién nacido.

 

3. “La lactancia daña la cirugía”, si se pueden notar algunos cambios.

Para disminuir el riesgo de presentar cambios en la estética del seno es importante cuidar la piel con productos dermatológicos específicos para esta etapa. El uso permanente de sostén es otra medida que ayuda a mantener un buen resultado estético después de lactar. Para tener una lactancia exitosa es importante asesorarse adecuadamente y obtener información necesaria para mejorar la producción de leche. También se deben aclarar las dudas con el cirujano plástico, con el ginecólogo y con la asesora de lactancia para lograr tener un proceso exitoso.

 

REGRESAR

Todos los derechos reservados Symetrika 2021 ©

Hay muchos mitos frente a los procedimientos estéticos para aumentar y su efecto en la leche materna, LA LACTANCIA.

Hablaresmos de los tres mitos más comunes entre las mujeres:

 

1.  “No se puede amamantar si tienes implante”, esto es algo erroneo. SI es posible que pueda amamantar si tiene implantes de seno. Esto se logra debido a que las incisiones que se hacen del implante es por debajo del pliegue del seno, a través de la axila o periareaolar, donde los conductos de la glandula mamaria y los nervios no se tocan en ningun momento ya que son vitales para poder amamantar porque alertan al cerebro para que libere prolactina y oxitocina, dos hormonas que influyen en la producción de leche.

 

El implante que se pone por delante del músculo, queda en más contacto con el tejido mamario. En estos casos, según algunos estudios, puede haber mas presión sobre el tejido mamario, que no esta asociado a una disminución de la producción de leche, y que al terminar la lactancia puede requerir de un ajuste de piel, postembarazo.

 

2.  “Mi bebe puede estar consumiendo silicona”, la respuesta es ¡NO!.

Los estudios que se han realizado concluyen que no existe evidencia científica que haga sospechar que una mujer que tiene implantes de silicona pueda pasar dicho elemento a su bebé cuando lacta. Estas investigaciones han analizado el contenido de la leche materna y no han encontrado  silicon ni productos de manufactura de el implante en la leche de mujeres con protesis mamaria. Por esta razón la práctica de lactar con implantes de seno es segura y no afecta la salud del recién nacido.

 

3. “La lactancia daña la cirugía”, si se pueden notar algunos cambios.

Para disminuir el riesgo de presentar cambios en la estética del seno es importante cuidar la piel con productos dermatológicos específicos para esta etapa. El uso permanente de sostén es otra medida que ayuda a mantener un buen resultado estético después de lactar. Para tener una lactancia exitosa es importante asesorarse adecuadamente y obtener información necesaria para mejorar la producción de leche. También se deben aclarar las dudas con el cirujano plástico, con el ginecólogo y con la asesora de lactancia para lograr tener un proceso exitoso.

 

Hay muchos mitos frente a los procedimientos estéticos para aumentar y su efecto en la leche materna, LA LACTANCIA.

Hablaresmos de los tres mitos más comunes entre las mujeres:

 

1.  “No se puede amamantar si tienes implante”, esto es algo erroneo. SI es posible que pueda amamantar si tiene implantes de seno. Esto se logra debido a que las incisiones que se hacen del implante es por debajo del pliegue del seno, a través de la axila o periareaolar, donde los conductos de la glandula mamaria y los nervios no se tocan en ningun momento ya que son vitales para poder amamantar porque alertan al cerebro para que libere prolactina y oxitocina, dos hormonas que influyen en la producción de leche.

 

El implante que se pone por delante del músculo, queda en más contacto con el tejido mamario. En estos casos, según algunos estudios, puede haber mas presión sobre el tejido mamario, que no esta asociado a una disminución de la producción de leche, y que al terminar la lactancia puede requerir de un ajuste de piel, postembarazo.

 

2.  “Mi bebe puede estar consumiendo silicona”, la respuesta es ¡NO!.

Los estudios que se han realizado concluyen que no existe evidencia científica que haga sospechar que una mujer que tiene implantes de silicona pueda pasar dicho elemento a su bebé cuando lacta. Estas investigaciones han analizado el contenido de la leche materna y no han encontrado  silicon ni productos de manufactura de el implante en la leche de mujeres con protesis mamaria. Por esta razón la práctica de lactar con implantes de seno es segura y no afecta la salud del recién nacido.

 

3. “La lactancia daña la cirugía”, si se pueden notar algunos cambios.

Para disminuir el riesgo de presentar cambios en la estética del seno es importante cuidar la piel con productos dermatológicos específicos para esta etapa. El uso permanente de sostén es otra medida que ayuda a mantener un buen resultado estético después de lactar. Para tener una lactancia exitosa es importante asesorarse adecuadamente y obtener información necesaria para mejorar la producción de leche. También se deben aclarar las dudas con el cirujano plástico, con el ginecólogo y con la asesora de lactancia para lograr tener un proceso exitoso.

Hay muchos mitos frente a los procedimientos estéticos para aumentar y su efecto en la leche materna, LA LACTANCIA.

Hablaresmos de los tres mitos más comunes entre las mujeres:

 

1.  “No se puede amamantar si tienes implante”, esto es algo erroneo. SI es posible que pueda amamantar si tiene implantes de seno. Esto se logra debido a que las incisiones que se hacen del implante es por debajo del pliegue del seno, a través de la axila o periareaolar, donde los conductos de la glandula mamaria y los nervios no se tocan en ningun momento ya que son vitales para poder amamantar porque alertan al cerebro para que libere prolactina y oxitocina, dos hormonas que influyen en la producción de leche.

 

El implante que se pone por delante del músculo, queda en más contacto con el tejido mamario. En estos casos, según algunos estudios, puede haber mas presión sobre el tejido mamario, que no esta asociado a una disminución de la producción de leche, y que al terminar la lactancia puede requerir de un ajuste de piel, postembarazo.

 

2.  “Mi bebe puede estar consumiendo silicona”, la respuesta es ¡NO!.

Los estudios que se han realizado concluyen que no existe evidencia científica que haga sospechar que una mujer que tiene implantes de silicona pueda pasar dicho elemento a su bebé cuando lacta. Estas investigaciones han analizado el contenido de la leche materna y no han encontrado  silicon ni productos de manufactura de el implante en la leche de mujeres con protesis mamaria. Por esta razón la práctica de lactar con implantes de seno es segura y no afecta la salud del recién nacido.

 

3. “La lactancia daña la cirugía”, si se pueden notar algunos cambios.

Para disminuir el riesgo de presentar cambios en la estética del seno es importante cuidar la piel con productos dermatológicos específicos para esta etapa. El uso permanente de sostén es otra medida que ayuda a mantener un buen resultado estético después de lactar. Para tener una lactancia exitosa es importante asesorarse adecuadamente y obtener información necesaria para mejorar la producción de leche. También se deben aclarar las dudas con el cirujano plástico, con el ginecólogo y con la asesora de lactancia para lograr tener un proceso exitoso.